Aleks Syntek –  “Mi mejor canción es la que está por venir”

LA ENTREVISTA PORTADA

Músico, compositor y actor de doblaje con una trayectoria de 30 años, once álbumes de estudio y múltiples éxitos de Platino y Doble Platino, vocal del consejo directivo de la Sociedad de Autores y Compositores de México, uno de los íconos más importantes del pop mexicano de los últimos años.

Desde 1999 ha desarrollado una carrera como solista, en la que ha lanzado los álbumes De Noche en la Ciudad, Mundo Lite, Lección de Vuelo, Métodos de Placer Instantáneo, Syntek + Syntek, Romántico Desliz y Trasatlántico, además de 6 exitosos compilatorios y 5 álbumes en vivo. Syntek ha sido merecedor de siete nominaciones a los Premios Grammy Latinos, una al Grammy americano y cinco premios MTV latinos, además de la obtención de dos premios Billboard Latino.

¿Cómo ha sido para ti el regreso a los conciertos masivos después de la pandemia? ¿Es importante hoy en día tener educación financiera Aleks?

Existe una muy clara adicción a la dopamina y a la adrenalina que generas cuando te subes a un escenario, el intercambio de energía con el público es brutal, y cuando vino la cuarentena donde hubo esta veda terrible de conciertos y espectáculos sí me deprimí. Independientemente de que la situación era muy adversa para todos y nos asustaba el encierro y la incertidumbre, si sentía yo muy rudo la parte de la ausencia de la sustancia de esta adrenalina tan fuerte que genera el escenario. Entonces, ahora el regreso ha sido apoteósico y glorioso, donde con mucha gratitud te subes al escenario y te das cuenta de lo bendecido que eres cada vez que pisas un escenario con el público. Me contagié de la variante Ómicron y me fue bien, no estuvo tan fuerte. Afortunadamente nos enfermamos mi esposa, mi hija y yo, pero salimos bien.

¿Es importante hoy en día tener educación financiera Aleks?

Existe una muy clara adicción a la dopamina y a la adrenalina que generas cuando te subes a un escenario, el intercambio de energía con el público es brutal, y cuando vino la cuarentena donde hubo esta veda terrible de conciertos y espectáculos sí me deprimí. Independientemente de que la situación era muy adversa para todos y nos asustaba el encierro y la incertidumbre, si sentía yo muy rudo la parte de la ausencia de la sustancia de esta adrenalina tan fuerte que genera el escenario. Entonces, ahora el regreso ha sido apoteósico y glorioso, donde con mucha gratitud te subes al escenario y te das cuenta de lo bendecido que eres cada vez que pisas un escenario con el público. Me contagié de la variante Ómicron y me fue bien, no estuvo tan fuerte.

Afortunadamente nos enfermamos mi esposa, mi hija y yo, pero salimos bien. El dinero no lo es todo, el dinero es secundario, viene y va, y no puede ser tu prioridad; pero si te relaja mucho el no estar en una crisis económica. Bien dicen que no tiene más el que más gana, sino el que menos gasta, el que más economiza. Afortunadamente mi esposa es muy buena con las finanzas, yo soy muy de vámonos de viaje, que no haya carencia y vamos a darle. Mi esposa, desde hace algunos años para acá empezó a guardar un fondo prudente que ella iba tomando de mis conciertos.

Internacionalmente los artistas ganan mucho del merchandising, como lo decías ahorita, como camisetas, tazas, posters, pero en México desgraciadamente, toda esa tendencia es pirata. Te tienes que aguantar, todo es ilegal y el artista no recibe nada. Yo recientemente me junté con una compañía que se ha formalizado muy bien, que se llama Negro Pasión, que es de Monterrey, y ellos venden mis camisetas oficiales, llaveros y tazas.

Pero hablando del streaming, la industria del disco pasó por una crisis terrible, porque cuando empezó la piratería de los CDs, a la gente se le hacía muy fácil comprar cuarenta éxitos de Aleks Syntek por $10 pesos en la esquina del transporte público, en un puestito de la calle. Como que nunca visualizaban los aspectos de la piratería, por un lado, lo que te costaba un CD en aquel entonces pagaba bodegas, transporte, estudios de grabación, músicos, arreglistas, disquera, publicistas, y se les hacía muy fácil comprarle discos a esa gente que además es gente que utilizaba el dinero para organizar bandas del crimen organizado y nadie se daba cuenta que con su dinero lo estaban alimentando.

En ese momento, fue una desgracia para la industria porque cayó un 90% de las ventas, es decir, un artista que vendió un millón de copias ya solamente vendía cien mil y cualquier industria que cae en un noventa por ciento sus ganancias están devastadas y destrozada. Estuvieron a punto de desaparecer las compañías disqueras, de hecho, si se desaparecieron algunas. Yo estaba en Amy Music, y fue una de las que absorbió Universal Music.

Fidel Carrera era nuestro director de radio, en Amy Music. Todo mi catálogo pasó a manos de Universal Music, y después yo brinque a Sony Music. Sony Music, Universal y Warner fueron las sobrevivientes, las únicas que lograron vivir de la crisis, de la piratería de los CDs. Y cuando vino la época del Streaming con Spotify, Apple Music, Pandora, hay quien asegura que son épocas más lucrativas que la época del disco. Con el streaming lo que sí es un poco raro, es el porcentaje que te quitan, no tengo el dato exacto, pero es mucho lo que te quitan las plataformas y las disqueras; y al artista le llega muy poco.

Yo no vivo, hoy por hoy, de lo que gano del consumo de mi música en Spotify, sino más bien de los conciertos. Los conciertos son los que me salvan la economía.

¿Los NFTs, en cuánto tiempo ves tú que esto va a tener efectos en la realidad para los artistas en México?

En teoría es el futuro, es algo que va a seguir creciendo. Pero, todavía está en desarrollo. Evidentemente, los países primermundistas están ya teniendo resultados muy positivos, aunque recientemente una crisis, hubo una caída dramática del costo de esto NFTs y lo que sí me agrada de la propuesta como tal a largo plazo es el hecho de que tu obra tenga una venta directa hacia un público receptor, y no pases por una disquera, por una editorial, por todas las casetas de pago que tiene que pasar el artista, sino que realmente le llegue su dinero directo a su economía por su creatividad. Estamos averiguando cuál es la manera más viable, sobre todo porque va todavía muy lento el desarrollo en Latinoamérica, que es mi público principal, y México. Pero hay que irse adelantando a los acontecimientos, entonces estoy trabajando de la mano con una compañía que le sabe, porque definitivamente, yo sé lo teórico, pero muy poco de aplicarlo de manera práctica, de forma que funcione, entonces quiero que salga muy bien esto próximamente, ya que estaré subiendo NFTs, no solamente de mis canciones, sino de dibujos de mi imagen, obras artísticas, y hasta pienso poner en NFT los demos, de mis canciones para que alguien que es muy coleccionista los pueda adquirir.

¿Estás pensando hacer alguna colaboración para los próximos meses?

Recientemente armé un playlist en mi Spotify junto con mi club de fans, reuniendo todas las colaboraciones grabadas en discos que he realizado en mi carrera, y son más de treinta y cinco colaboraciones, entre las que he grabado con Miguel Bosé, Rubén Blades, Ángeles Azules, Celso Piña, Margarita la diosa de la cumbia, Alondra de la Parra, Tania Libertad. Se llama “Aleks Syntek duetos”.

Siempre he estado abierto a muchos géneros musicales, a la diversidad, pero no me hace feliz el reguetón. Me parece una música muy monótona y con un direccionamiento absolutamente mercenario, de compra venta, de música rápida, sin dejar mucha trascendencia, desde mi punto de vista, sobre todo por la vulgaridad de la mayoría de las letras, hacen un cochambre social que es difícil de quitar en los jóvenes.

Hablando de cosas bonitas, playa limbo, que es una banda que he seguido desde hace varios años, Me parece que la música que hacen es muy elegante, es muy fina y decidí tocarles la puerta para que hiciéramos una complicidad juntos. Lanzamos recientemente un tema que se llama “eclipse de luna”, que tuvo mucho éxito, nos fue muy bien, y ahora estamos preparando un nuevo tema que se llama “Diez para las diez” que va a ser lanzado aproximadamente entre un mes o mes y medio.

Y esto es con la intención de hacer una gira juntos para fin de año, que se está gestando, primeramente, en Estados Unidos, porque nos están pidiendo fechas por allá. Vamos a empezar en Estados Unidos, luego nos bajamos hacia México, Centro y Sudamérica, y vamos a estar dando conciertos juntos combinando sus éxitos con mis éxitos, así que va a ser algo maravilloso con Playa Limbo.

Platícanos de tu concierto del 25 de Febrero en el Showcenter, patrocinado por Open Opportunities Consulting Group

Me muero de ganas de que escuchen lo más reciente y de que experimenten la nueva gira, una producción y un montaje hecho con mucha calidad y con mucho afán de que se queden con un buen sabor de boca en este concierto.

Lo que estoy haciendo es un recorrido musical. Aparte tengo una banda de músicos muy afortunada. Son gente con un talento excepcional. En este recorrido musical empiezo desde las canciones de mi primer disco, “¡Hey tu!” que salió a principios de los noventa, pasando por la gente normal, y llegando a mi etapa solista a partir de “Sexo, Pudor y Lágrimas”. Canciones como “Duele el amor”, “Tú necesitas”, “Te soñé”, “Corazones invencibles” y una pequeña empapada de lo que realicé en el disco llamado “Transatlántico” que fue un homenaje a la música española de la década de los ochentas, donde incluí temas de Los Hombres G, La Unión Toreros Muertos, Danza Invisible, Nacha Pop, es un disco maravilloso, que quienes no lo han escuchado, los invito a que lo busquen en las plataformas de un servidor Aleks Syntek, Transatlántico, es este gran tributo que le hago, donde invité, incluso, a los originales a cantar conmigo; está David Summers, Ana Torroja, Ana Belén, están Los Cómplices cantando conmigo, está también, Pablo Carbonell de los toreros muertos, está Javier Gurruchaga de la Orquesta Mondragón, para los conocedores.

¿Qué es para ti colaborar con la revista OPENVision, ser el primer músico en  su portada?

Es una oportunidad genial llegarle a un público, que además, creo que es uno de los públicos, que me han formado como artista, que es el sector empresarial, son los CEOs de las compañías y es bien interesante el poder plasmar ahí mis ideas, y ser un portavoz, una imagen que inspire y que ayude a creer más en nuestro país, en México.